domingo, 14 de mayo de 2017

Wild Thing .Yolanda Valenzuela ( La admiración de los idiotas)



Esperando encontrarme toco madera, calzo tigresa, me meo entera como las grecas, mis promesas debajo de él entre la microfibra y el hierro entramado de bajo atributo, cuando un rey pierde un trono es que nunca fue suyo, todo esto acarrea mucho dolor pero menos sufrimiento que quitarse una corona con la que ya te habías encariñado.

Cuando todo cae al vacio solo puedes hacer una cosa, abrir las manos para coger todo lo que puedas durante la caída, si cuando llegas al suelo tienes las manos completamente vacías es que no había nada que mereciera la pena quedarse contigo, sabes que tienes la eternidad aunque no seas inmortal, así que lo demás no importa.

Haces listas con todo lo pendiente, apuntas todos tus fallos para no recaer en ellos, te dejas llevar, no estableces limites, no tienes memoria, no tienes tiempo de retroceder para recordar lo que éramos antes de ser lo que somos, antes de que fuéramos, antes de conocer a los enemigos, antes de que la guerra se abriera, antes de que se planeara, antes de que todo el holocausto se fraguara.

La madurez consiste en encontrar todos los tesoros de tus islas perdidas, buscar dónde te dejaste aquella magia para acabar el conjuro que necesitas para llegar sano y salvo al 2025, uno ha de tener conciencia del infinito, ahí hay tantísimo espacio para llenar que no sé por qué nos empecinamos en vivir dentro de un absurdo cuadrado.

El aliento del cuerpo oculto, está activo a pesar de que no lo veas, es mejor mantener tú "Wild Thing" atado en un bonito árbol, bailar como un indio a su alrededor con el alma templada, hay cosas que no puedes embasar al vacio, ni llenarlas de agua, lo único que lograrás con eso no es mantenerlas, sino ahogarlas hasta matarlas.

A veces tengo escalofríos continuos como si estuviera rodeada de fantasmas sin susto, como si todo fuera una emoción contenida, como si fuera verdad que mis deseos se fueran hacer realidad, la madurez te recuerda a lo que fuiste antes de ser y cuando intentas repasarlo, ves como has cambiado, te preguntas ¿Cómo has podido olvidar tantas cosas ? ¿Qué te ha pasado?... Aunque sepas la respuesta.

Cuando vives en el lado salvaje de la vida, crees que eres guay pero en realidad tienes miedo, estás paralizado por el pánico, eres incapaz de hacer nada con sentido, empezar o acabar cualquier cosa por estúpida que sea, estas solo y te sientes tan mal que no sabes si sería mejor estar muerto que vivir así.

La vida podría ser como empezar a ver una película muy mala hasta el final y acabar con la sensación de qué es la mejor película que has visto nunca, no te extrañe que muchos espectadores se levanten y se vayan de la sala a la mitad, lo importante es que tú te quedes, disfrutes y saques tus propias conclusiones.

Hay cosas que pueden empezar muy mal pero acabar con un maravilloso final que jamás hubieras imaginado, para los corazones salvajes no es fácil aprender a esperar pero cuando la madurez te obliga a estudiar duro, aprendes la lección tan rápido que te preguntas ¿Qué has estado haciendo todo este tiempo y Por qué? ....Aunque sepas la respuesta.

Pd: Lo que fuiste nunca se fue, está ahí, solo tienes que acostumbrarte a la nueva versión renovada de ti.
( La Admiración de los Idiotas ) Pág. 08. Yolanda Valenzuela
Fase 2 “ Dámelo todo“
©Lacomadrejaylalunaproducciones/monpetitartbonmarche by yles

https://www.facebook.com/pages/Yolanda-Valenzuela/436298163201921
https:www.facebook.com/amarantolapelicula
https://www.instagram.com/yolandavalenzuela.blogspot/

*Todo el contenido expuesto en este u otro medio registrado está sujeta a derechos de autor y cualquier violación de los mismos resultará en acciones legales, para los que distribuyan, expongan, copien o manipulen el contenido de la misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.